Consejos para cultivar la sandía

Consejos para cultivar la sandía
26th mayo, 2016

Mayo se acaba, y en los últimos días hemos podido comprobar cómo en nuestro supermercado de confianza la aparición de sandías comenzaba a aumentar paulatinamente. Y es que la sandía, familia de las cucurbitáceas, es una planta anual que se siembra a partir de enero y febrero y comienza a cosecharse a partir de mayo. Desarrolla unas raíces muy profundas, por lo que es complicado que lo haga en macetas. Si pretendes cultivar sandías de manera ecológica, desde Beniplast queremos darte unos cuantos consejos:

  1. La sandía precisa de suelos sueltos y correctamente aireados, para drenar bien y que el agua no forme charcos
  2. Necesita al menos de cinco horas de sol diarias para desarrollarse de forma completa, por lo que es mejor plantarla en climas cálidos. La temperatura óptima se encuentra entre los 22ºC-28ºC.
  3. Necesita mucha agua, aumentando dicha necesidad según avanza el desarrollo de la planta. Lo mejor para regarla es el sistema de riego por goteo, evitando asi plagas de hongos.
  4. La sandía debe estar siempre en el suelo, para que no prolifere la podredumbre. En cuanto a cuándo y cuánto podarla, tiene tres momentos para ello:
    • A los 20cm aproximadamente, se le corta la rama principal del centro.
    • Posteriormente, se podará el final de las ramas laterales a partir de la tercera o cuarta hoja.
    • Por último, se corta de nuevo las ramas principales.
  5. No cultivar en lugares donde ya se haya plantado otro tipo de cucurbitáceas (calabazas, calabacín, pepino…).
  6. Se debe cosechar cuando las hojas que salen del pedúnculo estén secas, que marcará el proceso final de maduración de la sandía.