El consumo del agua en la agricultura

El consumo del agua en la agricultura
18th septiembre, 2017

En la agricultura, el consumo de agua en ciertas regiones de Europa se está volviendo cada vez más insostenible. Los agricultores se están pasando a métodos de regadío que necesitan un gran consumo de agua debido a que así aumentan los beneficios de la productividad que entrañan con respecto a la oferta. En España, sin ir más lejos, el 14% de la superficie agrícola de regadío produce más del 60% del valor total de los productos agrícolas.

No obstante, no todos los agricultores usan estos métodos de regadío. Algunos de ellos no optan por esa opción a no ser que el aumento de la productividad sea mayor que el de los costes de instalación de los sistemas de regadío y de extracciones de grandes cantidades de agua. No es habitual ver a los agricultores sufragando por completo el coste medioambiental y de recursos que conllevan estos sistemas de regadío.

Es por ello que la política de los precios del agua pretende lograr un equilibrio entre los objetivos económicos, medioambientales, y sociales ya que, según la investigación llevada a cabo por WWF durante 2004, y que sometió a análisis el riego de cuatro cultivos en España, se vio un consumo de casi 1000 millones de m3 de agua sólo para la producción de cantidades excedentarias con respecto a las cuotas de la UE.

Con las medidas que se quieren imponer, los agricultores podrán elegir entre una diversidad de tecnologías, prácticas y cultivos con el fin de reducir el consumo y preservar más el agua puesto que es muy posible que, con el tiempo, el cambio climático empeore la situación actual y sea más difícil la extracción de agua dedicada a la agricultura.

El consumo del agua en la agricultura
¡Valora este post!