Una cuesta de enero más dura…por culpa de las verduras

Una cuesta de enero más dura…por culpa de las verduras
7th febrero, 2017

La cuesta de enero siempre es dura. Una resaca siempre complicada de los regalos de navidad suele aliarse con subidas en las tarifas, tal y como pudimos vivir recientemente con el aumento de la tarifa de la luz en los últimos días. La causante no fue otra que una ola de frío que trajo de cabeza también al mundo de la agricultura, ya que provocó no pocos daños en muchos cultivos, lo que derivó en un paro parcial de la producción y el encarecimiento general de muchos productos.

En concreto, las verduras que más sufrieron este aumento de precios fueron la berenjena, la lechuga romana, el tomate liso, la coliflor y la alcachofa. Otros productos, como el calabacín, la judía verde plana y la acelga, también sufrieron un aumento en sus precios. La berenjena, líder de la lista, pasó de pagarse a 0,73 al productor a costar 2,50€ el kilo. Esto se nota en los mercados, como puede verse en el precio del kilo de calabacines: de 4€ a 5,20€ en un puesto del Mercado de la Cebada de Madrid.

¿Cuándo veremos una bajada en los precios? La respuesta no es segura, ya que todo dependerá de cómo se comporten las grandes cadenas de distribución de este tipo de productos. Según los expertos, y pese a que la producción tardará aún más tiempo en volver a valores normales, la situación debería estabilizarse a lo largo del presente mes.

Una cuesta de enero más dura…por culpa de las verduras
¡Valora este post!