Ayudas para los cultivos de invernadero durante el verano

Ayudas para los cultivos de invernadero durante el verano
8th julio, 2024

El cultivo en invernaderos ofrece numerosas ventajas, como la protección de las plantas contra las inclemencias del tiempo y el control de las condiciones ambientales. Sin embargo, durante el verano, los invernaderos pueden enfrentar desafíos particulares debido al exceso de calor y la gestión de la humedad. Afortunadamente, existen varias ayudas y estrategias para mantener los cultivos de invernadero saludables y productivos en esta temporada. Hoy, desde BeniPlast / BeniTex, os las comentamos.

Ayudas para los cultivos de invernadero durante el verano

  • Sistemas de ventilación y enfriamiento

El exceso de calor es uno de los principales problemas en los invernaderos durante el verano. Instalar sistemas de ventilación adecuados, como ventiladores y aberturas automáticas, puede ayudar a reducir la temperatura interna. Los sistemas de enfriamiento evaporativo, que utilizan agua para bajar la temperatura del aire, también son muy efectivos.

  • Mallas de sombra

Las mallas de sombra son esenciales para proteger los cultivos del sol intenso. Estas mallas reducen la cantidad de luz solar directa que entra en el invernadero, disminuyendo la temperatura y previniendo el estrés por calor en las plantas. Las mallas pueden variar en densidad, permitiendo ajustar la cantidad de sombra según las necesidades específicas de los cultivos.

  • Riego eficiente

El riego adecuado es crucial durante el verano. Los sistemas de riego por goteo son ideales para invernaderos, ya que proporcionan agua directamente a las raíces de las plantas, minimizando la evaporación y asegurando que las plantas reciban la cantidad adecuada de agua. Además, el uso de sensores de humedad del suelo puede ayudar a optimizar los horarios de riego.

  • Control de humedad

Mantener una humedad adecuada es vital para prevenir enfermedades fúngicas. Los humidificadores y los sistemas de nebulización pueden ayudar a mantener niveles de humedad óptimos. Es importante monitorear regularmente la humedad y ajustar los sistemas según sea necesario.

  • Abonos y fertilizantes

Durante el verano, las plantas en invernaderos pueden requerir más nutrientes debido a su rápido crecimiento. El uso de abonos y fertilizantes adecuados puede asegurar que las plantas tengan todos los nutrientes necesarios para mantenerse saludables y productivas. Es recomendable realizar análisis de suelo y ajustar las aplicaciones de fertilizantes según las necesidades específicas de los cultivos.

  • Supervisión y mantenimiento constante

El monitoreo constante de las condiciones dentro del invernadero es fundamental. Herramientas como termómetros, higrómetros y sensores de luz pueden proporcionar datos en tiempo real sobre el ambiente del invernadero, permitiendo ajustes rápidos y precisos para mantener condiciones óptimas.

Rate this post