Cultivar espinacas en maceta

Cultivar espinacas en maceta
30th mayo, 2019

El cultivo de espinacas en maceta en nuestra terraza o nuestro huerto urbano es una muy buena elección. A través de un control adecuado y teniendo en cuenta ciertos factores, como siembra, riegos, horas de luz o temperatura, entre otros, podrás hacer que en tu propia vivienda crezcan unas riquísimas espinacas. Desde Beniplast / BeniTex  te damos algunas claves fáciles de controlar, aunque sumamente importantes.

En primer lugar, es importante que dispongas de una maceta o mesa de cultivo con una profundidad mínima de 30 cm. No es necesario grandes recipientes, pero si deberá contar con dicha profundidad y cierto espacio para el cultivo. Y es que las semillas, que deberás dejar unas 8 horas en remojo antes de sembrarlas, escurrirlas bien y sembrarlas a una profundidad no superior a 3 cm, pues si no es posible que no crezca y con un espacio entre ellas de entre 7 y 10 cm2 para cada semilla. No masifiques los maceteros, por ello es importante que tengas un recipiente con espacio.

En cuanto a la luz que debe recibir esta planta, es preferible que reciban el sol directo para crecer. Varias horas de sol van a ofrecerle mejor crecimiento que la semisombra. Por otro lado, respecto a las temperaturas, las espinacas pueden soportar entre 5 y 28 grados, aunque se recomienda que se encuentre entre los 15 y 25 grados para su desarrollo óptimo. Para el riego, es mejor que evites el exceso, si introduces el dedo unos 4 cm y notas humedad, no riegues ese día.

Por último, para cosechar lo sembrado, dependiendo de las condiciones y el tipo de variedad de espinaca, en unas 7 semanas puedes empezar a cosechar.

Cultivar espinacas en maceta
¡Valora este post!