Suelos salinos (II): tipos, plantas y cómo corregirlos

Suelos salinos (II): tipos, plantas y cómo corregirlos
8th marzo, 2019

En nuestra anterior entrada, desde BeniPlast / BeniTex os detallábamos las diferentes características de los suelos salinos, ricos en sales y no muy buenos para la gran mayoría de plantas debido a su complicada absorción de nutrientes y de agua.

Hoy, sin embargo, como ya adelantamos hace unos días, os vamos a hablar de los distintos tipos de suelos salinos, qué tipo de plantas se desarrollan en ellos y cómo solventarlos para que más cultivos crezcan en ellos.

En primer lugar, pasemos a la división: existen tres tipos de suelos salinos en función de la cantidad de sales que recoja el mismo:

  • Suelos salinos: su pH es menor de 8.5
  • Suelos salinos sódicos: su pH es de 8.5
  • Suelos sódicos no salinos: su pH es superior a 8.5

El pH se puede medir a través de tiras reactivas, por conductividad eléctricas o en el laboratorio recogiendo muestras.

Pero pese a las sales del suelo, en los suelos salinos pueden desarrollarse algunas plantas, tales como el romero, la lavanda, los cactus, la alfalfa, el girasol, la remolacha, el puerro y algunos árboles tales como los pinos, el granado, el laurel o la higuera, entre otros.

Sin embargo, aunque haya alguna planta más, la mayoría de los cultivos no pueden soportar su plantación en este tipo de suelos. Por ello, existen maneras para corregir este tipo de suelos, tales como facilitar el drenaje del agua, labrar a más de 50 cm acompañándolo de riegos que faciliten la solubilización de las sales, incorporar arena en los suelos salinos arcillosos para facilitar el desarrollo de las raíces y la absorción de las sales, añadir compost, abonos verdes, humus y materias orgánicas para mejorar la calidad del suelo.

Suelos salinos (II): tipos, plantas y cómo corregirlos
¡Valora este post!