Tipos de abonos orgánicos

Tipos de abonos orgánicos
18th marzo, 2019

Para todos nuestros cultivos, uno de los factores más importantes de cara a aportar nutrientes a la tierra es el abono orgánico, el cual nos permitirá fomentar el crecimiento de las plantas, así como la actividad de los microorganismos que viven en la base de nuestro terreno. Por ello, desde Beniplast / BeniTex queremos hablarte de algunos de los abonos orgánicos para la práctica agrícola desde un punto de vista ecológico.

Para empezar, nos referiremos al compost, un abono resultado de la descomposición de distintos restos orgánicos tales como césped, cáscaras de fruta, hortalizas, ramas u hojas, entre otros, que supone un incremento de la vida microbiana de la tierra y que encontramos de forma natural en los bosques, consecuencia de la descomposición de la hojarasca.

A continuación, vamos a acercaros las llamadas cenizas de huerto, procedentes de maderas sin agentes químicos, tales como el esmalte o la pintura, que sirven como solución ante plagas y enfermedades.

Otro de los abonos orgánicos más conocido es el estiércol, formado por las heces fermentadas de distintos animales, presentando diferente riqueza en función del animal. Los más habituales son las ovejas, los caballos, las vacas o las gallinas, favoreciendo la fertilidad de la tierra y aportando nutrientes.

Uno de los mejores fertilizantes orgánicos que existen es el humus de lombriz, un tipo de compost que se obtiene a través del proceso digestivo de las lombrices, que mejor las propiedades de nuestro abono.

Por último, haremos referencia a otros dos abonos orgánicos, la turba, resultado de los restos vegetales descompuestos en lugares con una alta humedad y poco oxígeno, que estimula el crecimiento de las raíces, y el guano, un tipo de estiércol formado por los desechos de murciélagos y aves marinas.

Tipos de abonos orgánicos
¡Valora este post!